La dieta después del embarazo

Publicado en julio 9, 2010. 2 Comentarios

Ahora que finalmente tienes entre tus brazos a tu nuevo bebé, recordarás que te cuidaste durante el embarazo y trataste de seguir una dieta nutritiva y balanceada; sin embargo, como es natural, aumentaste de peso y ahora te encuentras con que tu cuerpo no tiene la figura que tenía antes de la concepción.

Puede que desees ponerte a dieta, pero antes de hacerlo, ten en cuenta que tu alimentación sigue jugando un papel muy importante para tu salud y la de tu bebé.

Una etapa de cambios

A través del embarazo y el parto, el cuerpo de la mujer experimenta un sinfín de cambios, no solamente físicos, sino también emocionales. Luego, en el período de posparto, el cuerpo pasa por una etapa de recuperación mientras se reajusta de las 40 semanas en que llevó al bebé dentro de sí.

En esta fase de recuperación, tu cuerpo requiere de energía (calorías) para un funcionamiento óptimo, por lo que necesitas consumir alimentos nutritivos y en cantidades suficientes.

Es normal que no te sientas cómoda con tu figura corporal después del parto y es posible que tu estado de ánimo no sea el mejor, por querer remediarlo de inmediato. Sin embargo, recuerda que tu cuerpo necesita tiempo para recuperarse, por lo que la paciencia es tu mejor aliada.

Actitudes para recuperar la figura

Evita compararte con otras mujeres, pues tú eres única y tu cuerpo debe irse adaptando a su propio ritmo de funcionamiento y recuperación. No trates de perder peso en un corto tiempo y evita tomar decisiones precipitadas, especialmente si has decidido amamantar a tu bebé.

La lactancia es una forma maravillosa de ayudar a que el cuerpo se reajuste. Aproximadamente de cuatro a cinco de las libras que subiste durante el embarazo van destinadas a la lactancia y se utilizarán para los primeros días de alimentación de tu bebé. En caso de que no lo amamantes, el exceso de peso irá desapareciendo a su debido tiempo.

Es preciso tener en cuenta que el estado de ánimo a menudo influye sobre los ‘impulsos’ de comer ciertos alimentos. Muchas mujeres experimentan la ‘depresión posparto’ (cambios debido al reajuste hormonal que sobreviene después del parto) que las puede llevar a comer poco saludable o en exceso. Por otro lado, si durante tu embarazo comías por impulso, es decir, te refugiabas en los alimentos en momentos de alegría, tensión, tristeza o ansiedad, es posible que hayas experimentado un aumento de peso mas allá de las recomendaciones.

Durante la etapa posparto, no te refugies en la comida para resolver tus problemas o estados de ánimo. En tus momentos de ‘impulsos alimentarios’, trata de distraerte y habla por teléfono, conversa con tus amistades, visita sitios de Internet, lee un buen libro o mira la televisión.

Cuida lo que comes para que no aumentes de peso y poco a poco recuperes tu figura, pero no te sometas a una dieta en la que pases hambre, sino opta por lo saludable. Si ya tienes el hábito de consumir una dieta balanceada, continúa con las mismas costumbres y sé moderada con el tamaño de tus raciones.

Selección de alimentos

Para lograr perder peso, sigue estos simples consejos:

  • Consume una dieta balanceada que incluya alimentos de los diferentes grupos: lácteos (leche, yogur, quesos), carnes (res, aves, pescado), huevos, nueces, legumbres, verduras, frutas y granos (panes, cereales, arroz, pasta).
  • Toma suficiente agua (de 8 a 10 vasos cada día).
  • Elimina o reduce la cantidad de grasas saturadas, dulces, cafeína y alcohol.
  • Controla la cantidad de comida rápida; guíate por el lema ‘una vez al año no hace daño’.
  • No hagas dietas rápidas que prometen una pérdida de peso irreal.
  • Consume alimentos altos en fibra (de 25 a 35 gramos al día), como frutas, verduras y granos. Este es un hábito esencial para recuperar tu peso anterior al embarazo, pues los alimentos ricos en fibra te ayudarán a mejorar la digestión y aumentarán la sensación de saciedad, con lo que comerás menos y recibirás menos calorías al día.
  • Reduce el consumo de sodio (sal, comidas listas para comer, en lata, bolsa, etc.) para evitar retener más líquido de lo normal. Es posible que parte de las libras que te quedaron después del parto sean de líquido y conforme pasen los días o las semanas, te irás deshinchando y perderás peso.
  • Toma un suplemento de vitaminas y minerales, especialmente si estás amamantando a tu bebé.
  • Por último, sigue un plan de ejercicios que te ayudará a perder peso con mayor facilidad y a sentirte con más energía para cuidar de ti misma y de tu bebé.

Recuerda darle tiempo a tu cuerpo para que se recupere y ten presente que no se trata solamente de una dieta posparto, sino de adoptar cambios en tu estilo de vida durante esta etapa y para siempre.

Te deseamos que disfrutes de la llegada de tu bebé y que aproveches el tiempo al máximo, saludable y sanamente.

Comentarios (2)

 

  1. sofia dice:

    quisiera que me dijeran un menu o cantidades

  2. PerderPesoYA.info dice:

    Hola Sofia,

    Puedes ver una dieta completa y balanceda en: http://www.perderpesoya.info/2010/03/22/dieta-disociada-variada/

    Saludos

Deje un comentario



Aumentar Ventas Negocio