Consejos para Cocinar más Sano y evitar ENGORDAR

Publicado en diciembre 14, 2009. No hay Comentarios

Siempre que vayas a cocinar procura hacerlo cuando no tengas demasiada hambre. De esta manera, veras que te resultará muchísimo más fácil evitar el temido “picoteo entre horas” que tantas calorías nos aporta sin que nos demos cuenta.

cocinar sanoOlvídate de las frituras para siempre y acostúmbrate a utilizar técnicas de cocina mucho más saludables, como cocinar al vapor, a la plancha, al horno o incluso en papillote.

A veces el hecho de decidir con prisas lo que vas a preparar para comer, suele llevarte a tomar decisiones de lo más sencillo: el picoteo, los fritos y los bocadillos. Dedica media hora el domingo por la tarde para planificar las comidas y cenas de la siguiente semana y hacer la lista de la compra necesaria para ello.

Acostúmbrate a desechar las salsas ricas que tengan muchas grasas para acompañar tus platos. Intenta o procura condimentar las comidas con hierbas del estilo de (perejil, tomillo, laurel), o especias aromáticas (canela, curry o azafrán) y aliños hechos a base de zumo de limón.

Cuida la presentación de tus platos, porque la satisfacción que nos proporcionan no depende sólo de lo que comemos sino también de cómo lo vemos. Una simple zanahoria tratada con imaginación puede resultar una guarnición “de lujo”.

Baja de peso. Quema la grasa acumulada. Resultados Permanentes. decídete YA.

En vez de freír o saltear los alimentos vegetales, intenta hacerlos al vapor o al horno y agrégales el aceite al final de haberlos cocinado. Existen vegetales como por ejemplo la berenjena, las setas, el calabacín o el pimiento, que tienen la propiedad o capacidad de absorber gran parte de la grasa que se añade a la sartén; y es precisamente eso lo que no queremos, por ello, siempre que sea posible cocínalos primero sin utilizar ningún tipo de aceite (cocidos, al vapor, asados o en papillote) y añade el aceite después.

Prepara sólo las raciones que se corresponden con los comensales que vas a tener, pues después en la mesa siempre tendemos a acabar lo que queda en la fuente aunque ya no tengamos hambre. Si queda la comida escasa, siempre podremos completarla con una fruta o un yogur.

Emplea ollas, sartenes y fuentes de horno antiadherentes, porque no requieren casi grasa extra para que no se peguen los alimentos. Si es necesario, vale la pena hacer una pequeña inversión en renovar tu batería de cocina.

Es una buena idea disponer de algún plato saludable en el congelador, para emplearlo en la primera ocasión en la que no tengamos tiempo de cocinar.

Deje un comentario



Aumentar Ventas Negocio