¿Quieres adelgazar? Simplemente, controla las cantidades

Publicado en diciembre 26, 2009. No hay Comentarios

A veces nos complicamos demasiado la vida. Buscamos fórmulas magistrales con tal de perder peso, y no nos damos cuenta de que quizás lo estamos intentando hacer tan bien que a su vez lo estamos haciendo mal. Con esto quiero decir que vale, que algunas cosas son indispensables para adelgazar (comer 5 veces, beber agua…) pero a veces es bueno “dejarse llevar” y no amargarse la vida.

Imita a las personas delgadas

Fíjate en algún amigo o amiga que esté delgado. Mira como come. Efectivamente, no se priva de nada, pero hay algo que quizás se te escape a la vista y es que come justo lo necesario, ni un bocado más. Todos conocemos a la típica persona delgada que come cantidades industriales de lo que le apetezca y que no engorda ni un gramo, pero estas personas son excepciones que han tenido suerte de nacer con ese metabolismo tan privilegiado, así que mejor no compararse con ellas.

Controla las cantidades que comes

Tienes que fijarte, como decía, en las personas delgadas “normales”. Digamos que éstas tienen el instinto de alimentación equilibrado, pues pueden llegar a dejarse comida en el plato si ven que con lo que han comido tienen suficiente. ¿Por qué no hacer nosotros lo mismo? ¡No tiene porqué ser tan complicado!

El primer paso: quitarle importancia a la comida

Lo primero que tienes que hacer, es quitarle importancia al acto de comer. Si un día tienes tu plato favorito, no te pongas un plato enorme y no te lo comas con ansia. Simplemente, ponte un plato que consideres normal y siéntate delante de él pero con total tranquilidad, sin ganas de devorarlo todo. Mastica cada bocado despacio y no te centres solo en comer. Si comes con alguien, dale conversación, párate para hablar y no lo hagas con la boca llena, es decir, asume que estás comiendo pero que no es lo único que estás haciendo.

Baja de peso. Quema la grasa acumulada. Resultados Permanentes. decídete YA.

Segundo paso: come de todo

Cuando digo que comas de todo me refiero a que no te prives de nada, pero que no comas de forma desmesurada. Si tu hijo está merendando y tú tienes hambre, pues dale un bocado al donut que se está comiendo, pero de ahí no pases. Digamos que es algo para quitar el hambre. Sabes que comértelo entero es demasiado para ti, y por eso justamente no debes hacerlo. Debes de CONTROLAR LAS CANTIDADES.

Igual así sí que adelgazas más rápidamente

¿Sabes lo mejor de todo? Que quizás, tomándote la dieta de esta forma, empezarás a perder peso como nunca lo habrás hecho. El pensar que tienes “libertad” para comer de todo hará que se calme la ansiedad que normalmente se acumula a los pocos días de empezar una dieta estricta, a la vez que tu estrés de tener que hacer 2 comidas distintas (una para ti, otra para el resto de la familia) pues también disminuirá mucho.

Como ves, esta forma de adelgazar se trata de una reestructuración mental. Si llegas a conseguir esto, no sólo comerás como una persona delgada, sino que además eliminarás ansiedad, y se puede decir que el nivel de vida aumentará mucho. Métodos para adelgazar los hay a millares, pero ya sabes que el secreto se encuentra en tu cabeza, así que empieza por lo básico que es educándola.

Etiquetas: ,

Categoría: Adelgazar, General, Perder peso

Deje un comentario



Aumentar Ventas Negocio